¿Sabes organizar tu tiempo?



En muchos más casos de los que pensamos, el estrés y la tensión física y mental no son más que el resultado de no saber organizar nuestro tiempo, pues nos vemos envueltos en situaciones complicadas que nos llevan a un desgaste mayor en las tareas pendientes.


Cuando tenemos muchas cosas que hacer a lo largo del día, la semana o el mes, la mejor manera de comenzar a hacerlas es planificando. Al organizarnos optimizamos el tiempo y logramos que las jornadas sean mucho más productivas, teniendo tiempo para todas nuestras actividades.


Hoy en día existen diversos talleres o clases donde nos enseñan cómo organizarnos, sin embargo creemos que con apoyo de las distintas herramientas que tenemos a nuestro alcance, y voluntad, podemos ser mejores planificadores.


Uno de los errores más comunes que cometemos es sobrecargarnos de proyectos, y además, no priorizarlos. El método Eisenhower puede ayudarte con este tema; consiste en dividir las actividades pendientes en “urgentes e importantes”, que debes realizar en el momento, “importantes pero no urgentes”, para las que debes asignar una fecha y hora, “urgentes pero no importantes”, que puedes delegar a otra persona, y “ni urgentes ni importantes”, que debes eliminar por completo de tu día o ponerlas al final de la lista.


En cuestiones a mediano y largo plazo es indispensable fijar metas. Tener claro lo que queremos lograr es esencial para organizarnos de manera eficiente y hará más sencillo descubrir qué pasos debemos seguir para alcanzarlas y, sobretodo, a diferenciar las que realmente no contribuyen con esos objetivos.





Existen muchas aplicaciones y herramientas que pueden ayudarnos en la gestión de nuestro tiempo, como agendas físicas o electrónicas que nos avisan de las tareas pendientes, así como plataformas que nos permiten tener contacto y compartir documentos con colaboradores.


¿Algunas vez has intentado organizarte y no funcionó?

Te recomendamos que comiences a hacerlo poco a poco, hasta que sea una costumbre para ti organizar todas tus actividades.


Tómate 5 minutos al despertar y programa tus tareas y compromisos de ese día; anótalos en una agenda física, el calendario o bloc de notas de tu celular. Así, teniéndolos a la mano te será más sencillo poder consultarlos y hacer cambios si es necesario.


Wunderlist, Nozbe y Things son algunos ejemplos de herramientas electrónicas que pueden auxiliarte tanto en actividades personales como laborales. ¡Échales un vistazo!




Entradas destacadas
Entradas recientes